martes, 11 de septiembre de 2012

oh, Paris!

Volver de unas vacaciones tan significativas y no ver las fotos una y otra vez sería un despropósito. Todo el tiempo me encuentro volviendo a mirarlas, encontrando cosas nuevas y recordando pequeños detalles que se me habían olvidado tan pronto como volví.

París. Por segunda vez, París. Es difícil pensar en sus callecitas y no entrar en un sinfín de lugares comunes pero es así. Quien conoce París, sabe de lo que hablo.

Sin dudas, París tiene mucho para ofrecer, entre ello, la comida. Quesos, panes, croissants, vinos, baguettes y crêpes. Oh, sí, crêpes.

No quiero ni intentar hacer de cuenta de que los crêpes que hice esta vez pueden compararse con los que comí en Francia. Pero vienen con el espíritu del viaje, con las ganas de recordar una vez más la sensación de estar ahí.


Hay mil maneras de comerlos. Con nutella, con queso, con manteca, con azúcar... con dulce de leche, en una versión más latinoamericana. Pero hay una forma que mis primitos me enseñaron hace unos años y, desde entonces, siempre la eligo porque es fresca, liviana y un poquitito crocante: con limón y azúcar.

No es la forma más usual de comerlos, por lo menos en Buenos Aires. Por eso se las cuento, para que la prueben y después me digan. No le tengan miedo al jugo de limón: son solo unas gotitas y no quedan para nada ácidos, más bien dulzones, pero lo justo.







Y antes de que me olvide: ¡gracias a todos los que leen este blog! Esta semana recibí e-mails hermosos de parte de ustedes y me alegraron muchísimo. De nuevo, ¡gracias!

Receta: Crêpes con limón y azúcar

Salen: 8 crêpes chicos

180 g harina
350 cc leche
2 huevos
1/4 cdta. de sal
20 g manteca derretida
1/2 limón
azúcar blanca común

Con un batidor, mezclá la harina con la mitad de la leche hasta que no haya grumos.

Agregale el resto de la leche, de a poco y después los dos huevos, la sal y la manteca derretida.

Dejá reposar la mezcla 30 minutos en la heladera.

En una sartencita, andá haciendo los crêpes de a uno, con un poquito de manteca para que no se peguen. A mí me gusta hacerlos finitos y que estén apenas dorados de cada lado.

Apilálos y mantenelos calientes en un horno bajito.

Para servirlos, espolvoreá cada crêpe con 1 cucharada de azúcar, a gusto, y un poquitito de jugo de limón. ¡Ñam!

Obviamente, podés usar la misma masa de crêpes para otras cosas, incluso en preparaciones saladas.

22 comentarios:

  1. La verdad que las fotos son espectaculares!! me encanta París! Prometo hacer esos crepes que tienen una pinta buenísima!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. amo parís, amo los crêpes, amo el platito con pie, amo todo ♥
    voy a probarlos con limón, pero mi corazón es clásico y siempre pedirá con manteca y azúcar ;)

    muá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el platito con pie lo hice YO! wiiii <3 probálos que son lo más!

      Eliminar
    2. tenía la corazonada de que era de tu autoría jiji :)

      Eliminar
  3. ¡Qué ricos así con limón! yo, además de las callecitas, me acuerdo como si fuera hoy de los crêpes aux marrons que comí en Montmartre:¡de-li-cia!
    Lindas todas las fotas, porsupu, sobre todo la segunda, con Paris la nuit :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, todo lo que uno prueba en París lo recuerda como si fuera hoy :) Gracias!

      Eliminar
  4. Que hermosas fotos!!! Pensar que voy dentro de poco y no lo puedo creer. Tengo que probar los crepes parisinos. Nunca probé con limón y azúcar. Se ven muy buenos!!!
    :)

    ResponderEliminar
  5. hay Paris,siempre cuando lo veo me entra las ganas de volver¡¡Muy bonitas las fotos y tremendamente buenos estos creps de limón
    beso

    ResponderEliminar
  6. Que envidia tremenda de ver estas fotos taaaan lindas!! Necesito conocer este lugar!!
    Un aplauso para la fotografa!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este blog, las fotos son hermosas para ver y viajar un poco virtualmente
    Al poco tiempo de haberlo encontrado probé la receta para la pasta frola que quedo muy buena.
    Y me olvidaba, también hice los panqueques gorditos, riquísimos!

    Ahora quiero probar los crepes, tengo una sartencita pero no es de teflón ni nada especial, saldrán igual?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, ¡perdón la demora! Blogger no me avisó que tenía comentarios! :P

      Sí, no hay ningún problema si no es de teflón, solo ponele un poquito de manteca cada 2 o 3 panqueques :)

      Eliminar
  8. ineee, qué alucinante! el viaje ni hablar, pero las fotos de los crepes! mais oui, tenés magia! jajaj!

    beso enormeee!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan los creps. Con limón chocolate, mermeladas o simplemente con azúcar.
    Preciosas las fotos.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  10. Deliciosos crepes y maravillosas fotografías de Paris, yo estoy deseando volver! un besote

    ResponderEliminar
  11. Ahora que fui a Paris, comí el crepe con azúcar y limón, y recorrí las calles de tus fotos, entendí todo. NO te lo olvidas más. Hoy dando vueltas vi tu receta en What Liberty Ate. Muy bien!!! Felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  12. Qué rico! Nunca había visto la combinación de crepes con limón, pero tiene que estar riquísima!!
    Las fotos de París espectaculares!!

    ResponderEliminar
  13. Hola, hemos agregado un trackback (enlace hacia este artículo) en el nuestro ya que nos pareció muy interesante la información detallada pero no quisimos copiarla, sino que nuestros lectores vengan directamente a la fuente. Gracias... burodecreditoespecial.net

    ResponderEliminar
  14. Que bello paris!!! Quiero volver www.laitalianapastas.com.ar

    ResponderEliminar
  15. LAS MUJERES QUE NO ERAN QUIENES DECIAN SER

    autor Alejandro Marin
    Blog: cortemoslacarajo.blogspot.com


    Novela negra rioplatense.
    Dos amigos, un economista de profesión y cocinero por afición y un comisario ex jefe de Delitos Complejos de la Policía Federal, tratan de desentrañar el misterio del caso que les ha caído entre manos.
    La historia viaja entre Montevideo y Buenos Aires, a veces separada por el río y otras por un desigual contexto, en donde la margen occidental vive estragada por la mentira, la corrupción y la burda vindicación de la violencia. Y un decidido esfuerzo colectivo por negar la realidad de lo ocurrido, en un pasado cargado de arrebato y animosidad contra quien pensaba distinto.
    El relato pinta de cuerpo entero a los personajes centrales que deambulan por los distintos ambientes, que los investigadores tienen que recorrer en la afanosa búsqueda de la verdad.
    Escrito en un estilo ameno, donde no están ausentes ni el humor ni la ironía inteligente, el relato le reserva un pequeño lugar a los avatares de la economía argentina y a la descripción de sabrosas comidas, en casos con sus detalladas historias y recetas. Con la convicción que el buen comer y beber, además de un sano ejercicio para una mejor calidad de vida, también representa una plataforma desde donde aguzar el ingenio y reflexionar sobre los acontecimientos que ayudan a encontrar los secretos que uno persigue.

    Disponible para la compra en Tienda KINDLE de AMAZON


    ResponderEliminar
  16. LAS MUJERES QUE NO ERAN QUIENES DECIAN SER

    autor Alejandro Marin
    Blog: cortemoslacarajo.blogspot.com


    Novela negra rioplatense.
    Dos amigos, un economista de profesión y cocinero por afición y un comisario ex jefe de Delitos Complejos de la Policía Federal, tratan de desentrañar el misterio del caso que les ha caído entre manos.
    La historia viaja entre Montevideo y Buenos Aires, a veces separada por el río y otras por un desigual contexto, en donde la margen occidental vive estragada por la mentira, la corrupción y la burda vindicación de la violencia. Y un decidido esfuerzo colectivo por negar la realidad de lo ocurrido, en un pasado cargado de arrebato y animosidad contra quien pensaba distinto.
    El relato pinta de cuerpo entero a los personajes centrales que deambulan por los distintos ambientes, que los investigadores tienen que recorrer en la afanosa búsqueda de la verdad.
    Escrito en un estilo ameno, donde no están ausentes ni el humor ni la ironía inteligente, el relato le reserva un pequeño lugar a los avatares de la economía argentina y a la descripción de sabrosas comidas, en casos con sus detalladas historias y recetas. Con la convicción que el buen comer y beber, además de un sano ejercicio para una mejor calidad de vida, también representa una plataforma desde donde aguzar el ingenio y reflexionar sobre los acontecimientos que ayudan a encontrar los secretos que uno persigue.

    Disponible para la compra en Tienda KINDLE de AMAZON


    ResponderEliminar
  17. LAS MUJERES QUE NO ERAN QUIENES DECIAN SER

    autor Alejandro Marin
    Blog: cortemoslacarajo.blogspot.com


    Novela negra rioplatense.
    Dos amigos, un economista de profesión y cocinero por afición y un comisario ex jefe de Delitos Complejos de la Policía Federal, tratan de desentrañar el misterio del caso que les ha caído entre manos.
    La historia viaja entre Montevideo y Buenos Aires, a veces separada por el río y otras por un desigual contexto, en donde la margen occidental vive estragada por la mentira, la corrupción y la burda vindicación de la violencia. Y un decidido esfuerzo colectivo por negar la realidad de lo ocurrido, en un pasado cargado de arrebato y animosidad contra quien pensaba distinto.
    El relato pinta de cuerpo entero a los personajes centrales que deambulan por los distintos ambientes, que los investigadores tienen que recorrer en la afanosa búsqueda de la verdad.
    Escrito en un estilo ameno, donde no están ausentes ni el humor ni la ironía inteligente, el relato le reserva un pequeño lugar a los avatares de la economía argentina y a la descripción de sabrosas comidas, en casos con sus detalladas historias y recetas. Con la convicción que el buen comer y beber, además de un sano ejercicio para una mejor calidad de vida, también representa una plataforma desde donde aguzar el ingenio y reflexionar sobre los acontecimientos que ayudan a encontrar los secretos que uno persigue.

    Disponible para la compra en Tienda KINDLE de AMAZON


    ResponderEliminar